Portada – Seguro de kitesurf

Seguro de kitesurf

No cabe duda que los deportes marinos como el surf con tabla o vela, la natación, el buceo, la pesca submarina, el esquí, las motos acuáticas, las inmersiones o el submarinismo son deportes que entrañan cierto riesgo y es por ello que la mejor opción que puedes tomar es la de asegurarte y así proteger tu futuro y el de los que más te importan, pudiendo practicar tu deporte favorito con total tranquilidad.

¿Por qué debes contratar un seguro de kitesurf?

Un seguro de kitesurf es necesario si quieres practicar este deporte de forma segura. Además, aunque mucha gente parece hacer caso omiso a la normativa, para practicar kitesurf de forma legal debes contar con un seguro que te cubra unas prestaciones mínimas. Debes elegir un tipo de seguro que además de cubrir los supuestos accidentes mientras practicas kitesurf también te cubra los embarques y desembarques, garantizándote la máxima seguridad.

De entre las coberturas que este tipo de seguros pueden ofrecerte destacan los problemas musculares que puedan derivarse de un esfuerzo inesperado, la absorción sin darte cuenta de sustancias tóxicas, diferentes infecciones que pudieran sucederte por picaduras o mordeduras de algún animal marino, la asfixia por inmersión hasta 20 puntos de profundidad o las insolaciones, así como también las congelaciones, entre otros supuestos

Practica deporte de forma segura

Es por todo ello que resulta realmente interesante, además de obligatorio, contratar un seguro si vas a practicar kitesurf y además, deberías tener en cuenta algunas recomendaciones a la hora de iniciarte en este deporte que, junto con el seguro, harán tu práctica deportiva mucho más responsable. En primer lugar deberías aprender a practicar este deporte en centros especializados. Se trata de un deporte complicado y deberías tener unas nociones básicas antes de poner en riesgo tu vida y la del resto de personas que se encuentran en la playa.

Deberías siempre respetar las zonas acotadas o elegir zonas con mucha seguridad, respetando ante todo al resto de personas y a los bañistas. Navega siempre a sotavento de cualquier tipo de espigón o zona complicada, lejos de los que practican windsurf y también de los barcos y por supuesto, consulta el tiempo antes de lanzarte a la aventura, sobre todo si hace mucho viento de tierra.